El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

En acción

Hagamos lo que está a nuestro alcance para ayudar a limpiar la efluvia. Hermanos hagamos lo siguiente tres veces diarias por espacio de cinco minutos:

"EN EL NOMBRE DE LA AMADA PRESENCIA, YO SOY, INVOCO LA LLAMA VIOLETA LIBERTADORA A QUE ENVUELVA Y ENCIENDA A TODO ELECTRÓN QUE COMPONE EL PLANETA TIERRA Y TODOS SUS HABITANTES ENCARNADOS Y DESENCARNADOS, HASTA QUE TODO Y TODOS SEAN PUROS Y RADIANTES. GRACIAS PADRE QUE ME HAS OIDO".

Visualicen la Llama Violeta envolviendo primero nuestro propio cuerpo, luego nuestra casa, nuestro barrio, nuestra ciudad, nuestro país, nuestro continente y nuestro planeta entero. Ayudemos a salvar a nuestra juventud y a nuestros hermanos. ¡Que la Luz te Envuelva!.