El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Aceites esenciales

El aceite esencial es un componente natural activo de la planta con propiedades medicinales específicas y un aroma particular. Son esencias de plantas destiladas y concentradas; se necesita tanto como medio kilo de lavanda para hacer unas cuantas gotas de aceite esencial.

Aceites de infusión

La infusión de hierbas en aceite permite extraer sus componentes activos liposolubles. Las infusiones de aceite calientes se hierven a fuego lento, mientras que las infusiones frías se calientan al sol. Ambos aceites se pueden usar para masajes o agregarse a cremas y ungüentos. El aceite esencial puede agregarse al aceite de infusión para aumentar su eficacia medicinal.

Aplicaciones externas de la hoja entera

Algunas hojas, una vez lavadas y secadas ligeramente, pueden aplicarse bien extendidas, directamente sobre la piel. El tiempo de aplicación varía de una hora a toda una noche.

Apocemas

Son concentrados que se elaboran del hervor sostenido de una tisana. El agua que se obtiene está cargada de maceración, infusión o cocción, de esta manera contiene los principios activos de las plantas utilizadas. No puede ser tomado de forma usual, sino bajo prescripción de la cantidad y horas de toma, según las propiedades de las plantas medicinales.

Baños

Hirviendo las plantas a utilizar, dejar reposar, colar y utilizar el agua con los principios activos para realizar baños: de asiento, de medio cuerpo, de pies, de ojos, de manos, sobre úlceras, escaras, lastimaduras. Tienen efectos aromáticos, terapéuticos, estimulantes o sedantes, tónicos, emolientes, etc. Los baños deben realizarse media hora antes o tres horas después de ingerir alimentos.

Cataplasmas

Se prepara una pasta, la cual una vez envuelta en un paño para conservar el calor se aplica sobre el paciente en la zona afectada. La forma de preparar la pasta es la siguiente; utilizar las plantas o raíces secas trituradas previamente en un mortero, mezclarlas con agua y una cantidad suficiente de harina de lino o linaza, calentar a fuego lento, removiendo todo el tiempo, hasta que el preparado se espese.

Una vez frío el preparado, luego de aplicado en el cuerpo del paciente, tirar y volver a preparar, no debe volver a utilizarse el mismo.

Se indica en casos de dolores e inflamaciones, en reuma, gota, cólicos, dolores nerviosos, catarros y problemas respiratorios.

Cocimiento o decocción

Es el tratamiento de las partes duras de las plantas como las raíces, cortezas, semillas, etc., de las que es muy dificil la extracción de sus principios activos. Se hierve las partes durante tres minutos a fuego lento, dejar reposar durante diez minutos, colar y tomar lentamente, se puede endulzar con miel. No es conveniente tomarlos si no es por prescripción médica.

Compresas

Se utiliza una gasa o una tela de algodón siempre limpias, se impregna o empapa en agua de infusión, decocción o tintura alcoholada, y una vez exprimida, se aplica en casos de contusiones o derrames sobre la zona afectada. También pueden utilizarse unas gotas de aceite esencial sobre la gasa y aplicar con vendaje para calentar la zona. Se puede aplicar en forma de compresa caliente, tibia o fría, aunque lo más usual es la compresa caliente, se puede vendar o cubrir para mantener el calor durante la aplicación.

Disolución

Se utiliza en plantas con principios activos muy solubles en agua. Una vez trituradas en mortero, sumergir en agua caliente y agitar el preparado.

Emulsiones

Triturando en mortero las semillas de las plantas y agregándole agua se forma una substancia espesa y lechosa y de gran valor terapéutico en la superficie del recipiente. Se obtienen emulsiones según su apariencia, oleosas o resinosas, se aplican como cataplasmas o como compresas.

Ensaladas

Mucho sabemos de utilizar las plantas comestibles en ensaladas; cortadas las hojas y aderezadas a gusto algunas como la escarola, achicoria o diente de león tienen también importante valor medicinal y nutricional.

Fomentos

Se utilizan tres paños de lana. Uno se coloca seco sobre la zona afectada del paciente, otro se moja en agua hirviendo que contiene los principios activos de las hierbas medicinales, escurrir el paño y colocar sobre el paño seco previa colocación de una toalla. Así durnate cinco minutos. Luego renovar el paño mojado por otro igual y caliente. Repetir las operaciones durante 30 minutos. Observar que no se moje el paño seco. Después de los treinta minutos, sacar los trapos y friccionar el cuerpo con una esponja con agua fría o bien con aceite esencial, o tintura o alcohol templados, si el frío pudiera ser perjudicial. Indicados en casos de artritismo, congestión pulmonar, dolor de riñones, dolor hepático, y dolor lumbar.

Fumigaciones

El agente curativo en este caso es el humo producto de quemar hierbas medicinales, con el fin de matar bacterias y virus que pueden haber en el ambiente. Es también indicado en casos de Tos Convulsa.

Gargarismos y enjuagues

Mezclar la hierba medicinal escogida con agua. La preparación se utiliza en la garganta haciendo gorgoritos y no puede ser ingerida. La acción es desinfectante y limpiadora de las mucosas bucales. Es indicado en casos de dolor e inflamación de amígdalas y garganta. Se recomienda utilizar agua templada, ni muy fría ni muy caliente. Usualmente se utiliza la salvia, manzanilla y malva. También zumo de limón. En cuanto a los enjuagues se utilizan como gargarismos de la cavidad bucal, principalmente para enfermedades de las encías y dolor de muelas, o simplemente como limpieza.

Gelatinas

Son pastas de consistencia viscosa que se componen de una substancia medicinal, azúcar y materia gelatinosa aromatizada o dosificada con hierbas o frutas a elección. Pueden tener caracter medicinal o simplemente alimenticio.

Infusión

Se utilizan las partes tiernas y blandas de la hierba medicinal. Se colocan en una taza, se vierte agua hirviendo, se tapa y se deja reposar durante unos diez minutos. Se puede endulzar con miel. Beber a sorbos.

Inhalaciones

Se consideran dentro de las características de baños a vapor. Se aspira el vapor que desprende el agua hirviendo en conjunto con los principios activos de las hierbas medicinales vertidas en la misma en forma de aceite o tintura. De esta manera se actúa sobre el árbol respiratorio. Las hierbas más usadas son eucalipto, malvavisco, pino, rosas, violetas, etc.. Cubrir la cabeza del paciente con una toalla para que no se disperse el vapor. También se puede utiliar un embudo doméstico para facilitar el ingreso de vapor hacia la nariz y la boca del paciente. Se efectúan media hora antes o tres horas después de las comidas. Es necesario una vez finalizado lavarse la cara con agua fría y secarse.

Jarabes

Son extractos vegetales de sabor bastante amargo que se endulzan con azúcar, a razón de medio kilo por litro de infusión. Se usan generalmente en los niños. Según la substancia utilizada pueden ser aperitivos, balsámicos, reconstituyentes, expectorantes. Son útiles en los casos de catarros bronquiales, congestión respiratoria y tos.

Lavativas

Se realizan para limpiar el intestino grueso a través del recto, es muy conocido popularmente como enemas, se utiliza bastante agua alrededor de dos o tres litros, con mezcla del preparado de hierbas. Se aplican por medio de jeringas. Es conveniente en casos de estreñimiento severo, se prepara hirviendo agua y se le puede agregar aceite de oliva o cocción de hojas de malva, manzanilla, tomillo o valeriana. Dejar hervir, dejar reposar, y luego de colar dejar enfriar hasta los 37 a 40 grados. Luego proceder al tratamiento lentamente. También podemos nombrar un enema purgante y bastante más fuerte que el anterior. Se utilizará Hojas de sen al 15 por ciento, con 15 gramos de sulfato sódico. Es importante tener en cuenta de no realizar lavativas en casos de hemorragias, inflamaciones intestinales, matríz o recto, así como en casos de apendicitis, peritonitis, etc.

Lixiviacion

Colocar las plantas trituradas en un colador, se hace pasar a través de él agua fría o caliente. Los principios activos serán arrastrados por el agua y recogidos en un recipiente. Es muy común el uso de tisanas combinadas, con mezclas de hierbas, de modo que se consigan no sólo reunir las propiedades curativas de todas ellas, sino también aumentar esas propiedades gracias a la interrelación de los distintos componentes de la fórmula. Cada tisana consta de un remedio base y un coadyuvante que refuerza la acción del anterior. A menudo se añade un complemento que mejora el aspecto y un corrector que da sabor y aroma. Para problemas estomacales se puede tomar una infusión combinada de cálamo aromático (remedio base), milenrama y menta piperita (coadyuvantes), hinojo (mejora el sabor) y manzanilla (da textura).

Lociones

Las lociones son soluciones líquidas que son aplicadas mediante fricción sobre la piel del paciente, directamente o con una gasa empapada en el preparado. En casos de gota, reumatismo y dolores articulares usar tintura o aceite de espliego. En casos de calambres y dolores nerviosos usar tintura o aceite de romero.

Maceración

Sumergir un puñado de hierbas secas en agua fría durante unas doce horas para extraerles los principios activos. Transcurridas las doce horas calentar levemente el preparado, colar y endulzar a gusto con miel. El agua fría no es dañina para la planta no así el agua caliente.

Polvos

Los polvos se obtienen por la trituración de las raíces o partes duras de la hierba, Pueden ser consumidos directamente o mezclados con alimentos. En algunos casos se pueden introducir en bolsitas para hacer tisanas o como cataplasmas.

Saquillos

Se trata de colocar en saquillos de papel o de tela las substancias medicinales trituradas y de esta manera aplicar en las zonas afectadas directamente. También es muy usado en la conjuntivitis preparando flor de heno. Otras hierbas usadas para diferentes casos son el romero y la salvia.

Tinturas

Las tinturas se obtienen por inmersión de la planta en alcohol de 70 grados. En general las proporciones son una parte de la planta triturada por cada cinco de alcohol. Se deja macerar durante diez a quince días, y filtrar varias veces. Se pueden tomar bastante diluídas, de 15 a 20 gotas con un poco de agua tres a cuatro veces diarias antes de las comidas. Se pueden hacer fricciones o utilizar según las indicaciones anteriormente mencionadas.

Tisanas

Es el método más utilizado en cuanto al tratamiento de las hierbas medicinales. Se recomienda no ingerir antes de las comidas. Se pueden utilizar las distintas partes de las hierbas, como ser, raíces, cortezas, hojas, flores, frutos y semillas.

Ungüentos

Consiste en preparar una pasta, en base a la planta elegida, con vaselina o cera dejar hervir alrededor de quince minutos, luego filtrar y tras su posterior enfriamiento envasar en potes adecuados. Es adecuado en cicatrización de heridas y sobre todo como antiinflamatorio directamente sobre la piel en casos de contusiones o dolores musculares.

Vahos

Los vahos no deben exceder de treinta minutos en adultos y de veinte para niños. Realizar con la boca bien abierta y la cabeza cubierta con una toalla para evitar la pérdida de vapor, todo esto en el caso de vahos en forma sentada. También pueden realizarse de cuerpo entero debajo de la ducha. En este caso se utilizará sólo el vapor del agua. Utilizar en casos de problemas respiratorios, de lo cual se obtienen excelentes resultados. Las plantas adecuadas para los vahos son aquellas que contienen gran cantidad de aceites volátiles, eucalipto, abeto, romero, menta, malvavisco, saúco, regaliz, etc. Realizar media hora antes o tres horas después de las comidas.

Zumos

Los zumos se caracterizan por ser esencialmente alimenticios, refrescantes y terapéuticos. Se obtienen a partir de plantas frescas trituradas o prensadas. Si son muy espesos pueden ser diluídos con un poco de agua. Hay que tener en cuenta que su ingestión debe ser inmediata, pues su capacidad de conservación es escasa. Se acostumbra a tomarse de este modo las plantas ricas en vitaminas y sales minerales: limón, naranja, tomate, melocotón, zanahoria, cebolla, ajo y espinacas.