El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

EL AGUA - ALGO MÁS QUE H2O

por María Cristina Zeballos de Sisto del libro Ecología Urbana.

Seis niños mueren por minuto debido a la deshidratación causada por la diarrea. Se calcula que en las primeras décadas del próximo siglo, una tercera parte de las naciones de la tierra padecerán escasez de agua permanente.

En la Argentina, una de cada cuatro camas de los hospitales está ocupada por enfermos contagiados con agua contaminada.

Dudosa calidad del agua destinada al consumo de la población, enfermedades provocadas por las condiciones ambientales (diarreas estivales, saturnismo, cianosis en lactantes), inundaciones periódicas, inconvenientes en las vías de comunicación, perturbaciones en la vida urbana, alteración de la excelencia de las aguas superficiales y subterráneas causada por la actividad industrial, presencia de nitratos y nitritos en los acuíferos, enfermedades producidas a consecuencia de la contaminación de las napas con arsénico, ruidos y vibraciones acompañando la vida cotidiana, eliminación deficiente de residuos cloacales y residuos sólidos, pérdida del derecho a disfrutar del paisaje y a utilizar los recursos hídricos para la recreación, humos y olores: he aquí la suma de los elementos que atentan contra la calidad de vida. Si nos detenemos un poco veremos un común denominador: el agua. Recurso que los habitantes de Buenos Aires suelen considerar abundante e inagotable. ¿Será realmente abundante?

El hombre muchas veces cree que la situación explicada obedece a la falta de políticas oficiales en materia de recursos hídricos, o bien a la falta de legislación especial y de procedimientos de control adecuados de las aguas de la ciudad. Y no está muy alejado de la realidad. Pero, también, los problemas ambientales relacionados con los sistemas hídricos están vinculados con los hábitos de consumo basados en el despilfarro y la contaminación, con la poca educación ciudadana orientada hacia usos racionales y con ciertos organigramas de administración y control que contribuyen a agravar los incovenientes que toleran día a día los habitantes de la Capital de la República.

El agua pura responde a la conocida fórmula química: H2O. Es un compuesto simple. No es una mezcla como el aire que respiramos. Sin embargo, rara vez aparece en la naturaleza en estado de total pureza. El agua potable, que es la que bebemos, suele contener minerales y sales disueltas que le dan ciertas propiedades y un sabor característico.

¿Para qué sirve EL AGUA?

Se dice que la vida del planeta Tierra se inició en el agua. Sabemos que ella la mantiene. Pero... ¿para qué sirve realmente? ¿Sólo para beber e higienizarnos? ¿Cómo la usamos? ¿Puede una forma de aprovechamiento afectar las posibilidades sociales de seguir utilizándola para otra cosa?

Para sobrevivir los seres humanos necesitamos 2,5 litros de agua por día. Algunos pocos disponen y consumen mucho más que eso; otros, la gran mayoría, disponen menos, y por lo tanto consumen cantidades que están por debajo de los requerimientos mínimos. Los argentinos que viven en la región húmeda del país, un tercio del territorio, pertenecen a la clase de humanos privilegiados que cuenta con agua dulce en abundancia. Ella se extrae, principalmente, del acuífero Puelches y del Río de la Plata. La agricultura consume dos tercios del volumen total del agua que se extrae de ríos, lagos y acuíferos.

Usos domésticos

La bebida humana

La higiene de las personas

La alimentación humana

La recepción de aguas residuales

Usos municipales

Limpiar las ciudades

Regar parques y plazas

Apagar incendios

Prestar servicios en edificios de la administración del Estado

Recibir desechos

Usos agrícolas

Regar cultivos

Recibir excesos hídricos de la actividad agrícola (estas aguas suelen estar contamindas con sales del suelo y restos de pesticidas y agroquímicos).

Otros usos

Usos pecuarios, industriales, como medio de transporte, piscícolas, medicinales, recreativos, mineros, geotérmicos y energéticos.